lunes, 21 de septiembre de 2015

Vacaciones en la Costa Brava I

Como algunas me habéis preguntado por el recorrido de mi viaje a la Costa Brava, he decidido escribir este post con el fin de resolver todas vuestras dudas  por si tenéis pensado ir o por si os llama la atención y lo apuntáis como un nuevo destino pendiente.

Nosotros nos fuimos una semana y nuestro "campamento base" estaba en Roses ya que nos alojamos en casa de unos amigos.

DÍA 1:

Salimos desde Valencia y decidimos hacer varias paradas. La primera de ellas fue en Tarragona, ya que queríamos ver el acueducto romano. No es gran cosa y esta un poco mal señalizado pero como teníamos que hacer una parada igualmente aprovechamos y fuimos a hacerle una visita.



La siguiente parada la hicimos en el Monasterio de Montserrat. Es una auténtica preciosidad y tiene unas vistas increíbles.
100% recomendado!

*Nota: Aparcar el coche antes de llegar porque el parking creo que cuesta 6€ y aunque haya que andar un poquito merece la pena.







La tercera parada del día, decidimos hacerla en Castelfollit de la Roca, un pueblecito muy pequeño pero con mucho encanto. Lo tuvimos que ver rapidito porque empezó a diluviar y no se podía ir por la calle así que hicimos un poco el tonto con el paraguas y de ahí pusimos rumbo a Figueres.




Como en Figueres también llovía, decidimos visitar el teatro-museo Dalí. Éste contiene el abanico más amplio de obras que describen toda la trayectoria de Salvador Dalí. Desde sus primeras experiencias artísticas y las creaciones surrealistas hasta las obras de sus últimos años de vida. 
La entrada nos costó 9€ con carnet Joven pero de normal cuesta 12€. Os aseguro que merece muchísimo la pena visitarlo, hay muchas cosas que ver, no es el típico museo donde sólo hay cuadros.En éste, hay muchas esculturas, obras surrealistas que llaman la atención e incluso joyas que él mismo diseñó.




Finalmente llegamos a Roses y nos instalamos en casa de nuestros amigos.

DÍA 2:

El día amaneció un poco feo, parecía que iba a llover pero por suerte se arregló y nos fuimos a Cadaqués.


Si os digo que me enamoré de este pueblo me quedo corta. Es una preciosidad y aunque en Agosto da un poco de agobio porque está repleto de turistas, me gustó igual. Ahora debe ser la época perfecta para visitarlo.

Nota: Si queréis aparcar en el mismo pueblo tenéis que ir pronto porque el parking se llena enseguida. Todos los parkings de la zona son de pago, en otra cosa no pero en dejar el coche nos dejamos un dineral.








Se hicieron las 14h y nos entró el gusanillo en el estomago así que nos pusimos a buscar restaurantes para comer que fueran buenos, bonitos y baratos pero ésto último brillaban por su ausencia! jajaj sólo os digo que nos sentamos en uno y cuando miramos la carta decidimos levantarnos porque sus precios eran desorbitados. Pero, como dice el dicho; el que busca encuentra y dimos con el sitio adecuado. Comimos en el Bar L'estable y quedamos encantados. Buenas vistas, buen servicio, buena comida y bien de precio! Apuntarlo que estas cosas siempre viene bien saberlas.

Después de comer, pasamos por Portlligat pero nos fue imposible aparcar, estaba repleto de coches así que pusimos rumbo a Cap de Creus. Mucho cuidado en el camino, está fatal! LLeno de curvas y sin quita-miedos y la entrada es una odisea, nos quedamos en rampa unos 15 minutos sin poder subir ni bajar porque estaba lleno de coches pero con paciencia al final pudimos subir y aparcar gratis! Fue tanta la emoción que decidimos quedarnos allí toda la tarde jajaja 
Cap de Creus transmite paz y tranquilidad. No podía parar de respirar su aire tan fresco y puro. Se pasaron las horas volando.

*Nota: Llevaros calzado cómodo para poder bajar hasta las calas sin sufrir ningún percance.









Después de tomarnos un heladito para recargar pilas, nos fuimos de nuevo a Roses y dimos por finalizado el día.

DÍA 3:

Este día lo teníamos reservado para nuestros amigos así que ellos hicieron de magníficos anfitriones y nos llevaron por las calas más chulas de Roses.
La primera fue la Cala Rostella. Chulísima y con unas vistas impresionantes. Hay que descender un poquito pero nada complicado y allí hicimos un poco de snorkel donde pudimos ver muchísimos peces y cantidad de algas preciosas. Que maravilla todo lo que nos ofrece el mar, es un universo bajo nuestros pies.





Y a la hora de comer, nos fuimos a la Cala Pelosa donde comimos una paella de marisco deliciosa!!

*Nota: Si pensáis comer en esta cala, tenéis que reservar porque sólo hay un restaurante y se llena (en Agosto todavía más).



Luego fuimos a dar una vuelta por Roses y a descansar para el cuarto día! :)

Pero esto mejor os lo cuento en otro post porque sino se hará largo y no quiero aburriros.

Un besazo

Cris


SÍGUEME // FOLLOW ME ON
FACEBOOK  [♥]  BLOGLOVIN  [♥]  TWITTER

5 comentarios:

  1. Qué preciosidad!!! Un destino a tener en cuenta, sin duda. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  2. Que lugar mas bonito!!! Me encanta este viaje. Seguro que lo pasasteis genial!! un beso

    http://todreamtheimpossiblemnoeliaco.blogspot.com.es/2015/09/colored-diamonds.html

    ResponderEliminar
  3. Que lugares tan bonitos habéis visitado!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!

    Que viaje más chulo Cris, la verdad es que toda esa zona de la Costa Brava es preciosa, a mi también me tiene enamorada Cadaqués y me apunto el restaurante que has comentado para la próxima vez que vaya, nosotros ibamos a estar por allí unos días éste verano pero al final tuvimos que cambiar inesperadamente de destino y nos fuimos a París, que tampoco está nada mal! ;P
    Me ha encantado la guía, las fotos que has hecho y que te voy a decir yo de mi montaña de Montserrat, que la tengo cerquita y me encanta, jejeje, muy bien aprovechadas las vacaciones!

    besitos!

    Por cierto estoy en Snapchat (Neyshastyle) también, por si te apetece ir siguiendo mis aventurillas ;) yo ya sigo las tuyas!

    Neysha Style

    ResponderEliminar
  5. Que bonito todo!! Me encantaría visitar Cadaqués aunque comer allí sea una ruina jajaja.
    Besos guapi :)

    ResponderEliminar